La vida a 25 frames por segundo

16 de enero de 2008

Cuantas historias de vida sin contar

- Si eres negro y africano te miran siempre de lado y los trabajos que te ofreecen son trabajos de mierda, trabajos a los que no todos por ser de africa estamos acostumbrados. Yo he intentado de mil maneras trabajar en mi arte y ha sido imposible.

Las manos gastadas, algunas canas prematuras y el cansancio en sus ojos marcan a primera vista lo 
duro que ha sido el proceso migratorio para Kaluk.

Lo conocí de una manera extraña, básicamente fue un "Mi oído en tu ventana" pero al revés, esta vez al que oyeron fue a mi.

Iba en el tren hablando por el móvil, ultimando detalles de la organización  de la comparsa del Carnaval de Barranquilla en Barcelona y comenté con mi interlocutor que mientras el cupo de mujeres ya  estaba lleno todavía hacian falta más hombres que quisieran bailar el Garabato.

- Yo se bailar y muy bien, hice danza clásica y danza moderna y bailaba en un grupo de ballet-
me interrumpió bruscamente  el -en ese momento- desconocido Kaluk

- ¿¿¿Ehhh??? -
tal intromisión en mi conversación, dura y directa, me descolocó.

Me pidió disculpas por escuchar mi conversación a la vez que reafirmaba sus dotes para la danza, creyendo -supongo- haber encontrado  a ese agente que le devolvería a las tablas, que le devolvería la ilusión con la que muchas noches había soñado.

Asumo que, una vez más, derrumbé sus  sueños cuando le expliqué que yo no representaba a ninguna compañía de danza ni nada por el estilo sino una 
simple Asociación Cultural totalmente voluntaria y en la que quienes bailan lo hacen por amor a sus raices.

Su cara se apagó, la alegría o expectativa de minutos antes se esfumó rápidamente.  Se disculpó nuevamente y se volvió a encerrar en su pequeño mundo.

El tren siguió andando, todavía me quedaban unas cuantas estaciones para mi destino, es en esos momentos muertos en donde surge ese espíritu preguntón e interesado en conocer mil historias de vida que vengo cultivando hace un tiempo. En una única frase le pregunté varias cosas.

Como un resorte brincó, parecía que hubiera estado esperando mis preguntas; a decir verdad pregunté porque eso todavía no paga impuestos pero dado el caracter reservado -un cliché más- de los africanos no esperaba  más que escuetas y poco comprometedoras respuestas. No, Kaluk de escueto tenía poco, su locuacidad competía  con la del más hablador de los habladores.

Viene de Guinea Ecuatorial, país africano de donde salió -como casi todos los inmigrantes-  con miras a un futuro mejor, no dejo ni esposa ni hijos pero si a su madre y a 6 
hermanos. Llegó a España hace seis años, pero antes estuvo dos en Inglaterra, país al que no quiere volver nunca porque "acá me podré quejar del trato, pero al menos puedo llegar-algún día-  a ser alguien, pero allá ni existía, no quiero eso para mi vida de nuevo". Después de 5 años trabajando en "lo que saliera" denominación que incluye trabajar como camarero, peón, limpiador,albañil y hasta portero de discóteca   hace un año logró conseguir el anhelado permiso de trabajo.

Aunque fuera bailando y en montajes teatrales, en su lejana Guinea siempre había trabajado muy duro,  por lo que aunque tuviera que cambiar el registro no le fue dificil adaptarse al estresante diario vivir; eso si, con dos trabajos y poco tiempo para descansar trata de
 dedicar tiempo a sus amigos de Guinea y de todas partes pues dice que si hay algo que le
gusta de Barcelona es el poder compartir con gente proveniente de diversas culturas eso si "con los catalanes no tanto, tendré uno o dos amigos y ya está pero es que son muy cerrados".

- Propera estació Fontana -  
dicen los altavoces del Metro.

Se aproxima mi parada y quisiera seguir preguntándole mil cosas, plasmar sus vivencias, plasmar su duro camino como un recordatorio mas que por mucho que nos quejemos por nuestras duras étapas siempre hay alguien que le han tocado más piedras en la vía.

Se me ocurre. Plasmemos su historia en 25 frames por segundo, la historia que no se cuenta se pierde.

- Dame tu email y asi te escribo a ver si  hacemos un documental sobre tu experiencia como inmigrante
- le dije con afan pues el tren  ya entraba a la estación.

-¿ mi que?- me contesta con cara de extrañeza

- tu correo electrónico- le digo yo más extrañado aun

- no se que es eso-
reconoce con algo de pena.

El tren para, me tengo que bajar, ya voy tarde a mi cita, le pido el teléfono mientras me bajo corriendo, se cierran las puertas y me faltan dos digitos...

Otra historia de vida que sólo se quedara en la cabeza del que la vivió.

Offside
Quisiera poder tomar un jet, comprar un pastel con 48 velas, plantarme en Bello Horizonte  y cantar con mi horrible voz el cumpleaños feliz más sentido y añorado del mundo, pero no puedo, entonces no me queda más que decirte por esta vía cuanto te quiero. Feliz cumpleaños Mamá.

8 que gritan al viento:

Mafe dijo...

Esa historia parece sacada de una película de Scorsese... lo único que falta es que el tipo fuese compañero de apartamento de alguien con quien trabajas y ves todos los días, no?
Y si, el tipo estaba en el mismo tren porque iba a visitar a una amiga que está en el hospital que tal vez resulta ser la hermana de una de tus compañeras de clase??
De pronto resulta ser primo de un inmigrante que fue a dar a Colombia y se casó con la hermana de tu vecina de infancia!

Las posibilidades son infinitas...

Ya me salí del tema, no tengo la culpa de haber amanecido amarcianada hoy!

Dark Angel dijo...

Ya podría ir escogiendo los actores para llevar este escrito al cine.... con gran acogida.
Hola... vine a traves de Blogscolombia y me he encontrado con tu trabajo tan impecable. Espero poder regresar para conocerte mas a forma y a fondo.
Saludos desde mi lejana galaxia

Liliane dijo...

Nossa, Alejandro, que linda história! Tenho até que falar em português...

Tua sensibilidade me comove e me deixa feliz ao mesmo tempo. Pra ver o que pode render um encontro ao acaso, nesses tantos trens pelos quais passamos. BEijos ;)

KATHO dijo...

creo que deberias comenzar a marcar esos dos digitos que te hicieron falta. vale la pena rescatar esta historia. o llama al 11811 con el nombre y la parte del numero que tienes a ver si te pueden ayudar.
abrazote.

Jean Po dijo...

Sera que se lo vuelve a encontrar?? Sera que termina la historia? Vale la pena...

Oscar Chamat dijo...

Para el "conglomerado Armadillo" una invitación...
http://www.pangeaday.org/

Abrazo... & keep walking!

omchamat
http://lasmiradasperdidas.blogspot.com

PD. Cuantas historias nos perdemos en el metro?... cuantas historias se quedan sin contar?...

Carlos dijo...

ues vale la pena terminar la historia ojala la vida los encuentre de nuevo. excelente historia y excelente presentacion

un saludo

AlejandroAngel dijo...

mafe... te mando saludos Scorsese esta semana nos reunimos para firmar la version cinematográfica--- ;-)

Dark angel... gracias por la visita, si hay un papel por ahi en la pelicula te aviso...

liliane... me hacia falta leer en portugues.. estas muy perdida, la historia pue s.. cuento lo que me encuentro en las calles.

katho... se hizo la prueba pero nada no e pudo. será una historia más quesequede sin contar pero tranquila que historias como esas hay por mil.

jean po... en una ciudad como BCN donde passan mil historias al día pero dond erara vez nos reencontramos dificil.... a ver si me encuentro a otros con iguales historias por contar.

oscar chamat... en efecto, el metro es carne de cañon para nu blogger , mil y un historias por contar... por cierto gracias por la informacion de pangea. mjuy interesante el proyecto por ahi he estado mirándolo.

Carlos... es SU historia y como esa hay miles por estos lares tan llenos de gente e diversas partes del munod y de diversas historias, gracias por la visita.

gracias a todos por sus visitas y comments...

¿Quién rayos soy?

Mi foto
Barcelona, Spain
Realizador audiovisual, periodista, vlogger, profe de medios AV, Director de Uni5TV. Retratando la vida a 25 FPS

Un saludo le vale 100 y para su mayor economía 3 le valen 200


Armadillo TV - La vida a 25 FPS

Pon a prueba tu suerte en los casinos con Yeshw